Transformando la investigación en acción por un mundo equitativo y sostenible

INICIO
NOSOTROS

¿Quiénes somos?

Talento Humano

Clientes/Socios

Trabajar con nosotros

Contacto


NUESTRO TRABAJO
Contribuimos a la comprensión de los vínculos entre la ecología, la economía y la sociedad para cumplir con nuestra visión de lograr un mundo más equitativo y sostenible

Fortalecimiento del sistema de salud

  • Grants Management Solutions (GMS)
  • Red de las Américas de Cuentas de Salud (REDACS)
  • Observatorio de la Salud (OSRD)
  • Estudios sobre el sistema de salud

Promoción del desarrollo climáticamente resiliente

  • Políticas de cambio climático
  • Adaptación al cambio climático, evaluación de vulnerabilidad e impacto
  • Observatorio de Cambio Climático y Resiliencia
  • Transferencia de tecnología

Sistemas socioecológicos

Apoyo a la calidad educativa

Gestión del conocimiento

  • Centro Virtual de Inteligencia Dr. Gustavo Rathe

SERVICIOS
RECURSOS

Centro Virtual de Inteligencia

Publicaciones

Informes

Presentaciones

Estadísticas

Notas de Políticas

Brochures

Boletín de noticias

Galería de fotos


BLOG Y NOTICIAS

Noticias

Blog de Plenitud


Síntesis de la Evaluación de las Necesidades de Tecnologías (ENT) y reporte de plan de acción para la transferencia de tecnologías priorizadas – Adaptación y Mitigación

Este documento presenta el resultado del proceso de la Evaluación de Necesidades de Tecnología y el Plan de Acción de Tecnología para la adaptación al cambio climático en los sistemas hídrico y forestal y el sector turismo para el cual PLENITUD como entidad consultora tuvo que desarrollar un amplio proceso de consulta y diálogo nacional. Este proceso estuvo liderado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos e incorporó una diversidad de actores clave, representantes de organismos gubernamentales, no gubernamentales, de entidades académicas y del sector empresarial, con la finalidad de determinar las áreas de mayor relevancia para el país y determinar las medidas que debían ser implementadas para abordar las limitaciones que pudieran impedir la transferencia y difusión de las tecnologías priorizadas para reducir la vulnerabilidad al cambio climático y aumentar la resiliencia.

En efecto, se aprecia en la investigación las razones de peso por las cuales se seleccionaron y ponderaron las diferentes tecnologías. En el caso del sistema hídrico las tecnologías seleccionadas correspondieron al subsector de agua potable y saneamiento, sobretodo aquellas apropiadas para la mejora de la calidad del agua en acueductos (rehabilitación de plantas de tratamiento), rehabilitación de plantas de tratamiento de las aguas residuales y acceso a agua potable mediante cosecha de agua lluvia. En el subsector agricultura se basa en la tecnificación o sistema de irrigación eficiente, mientras que en el de recursos naturales la selección fue monitoreo de la calidad del agua y gobernanza a nivel de cuencas como un paso para el ordenamiento territorial. Para el sector turismo las tecnologías se orientan al fortalecimiento y creación de capacidades de los usuarios de los servicios ecosistémicos provistos por los recursos costero-marino y la conservación de éstos, en particular de los manglares y humedales, mientras que en el sistema forestal se priorizó la conservación de suelos mediante la agroforestería y la gestión integral de microcuencas, así como el apoyo a la construcción de un sistema de monitoreo forestal mediante un inventario nacional.

El informe que resultó de un proceso con un alto nivel técnico y de consenso, presenta paso a paso como fueron seleccionadas las tecnologías apropiadas para la implantación en el país, el análisis de barreras y entorno habilitante de cada una de esas opciones tecnológicas, para concluir con un plan de acción donde se identificaron las medidas estratégicas que necesitan ser implementadas para acelerar la investigación y desarrollo, despliegue y difusión de las tecnologías, incluyendo los responsables, colaboradores, escala temporal y requerimientos financieros y no financieros. La priorización nacional fue realizada considerando aquellas que, además de contribuir a aumentar la resiliencia y reducir la vulnerabilidad, fueran una plataforma para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como las metas de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) y de la Estrategia de Reducción de la Pobreza (ERP), lo cual se evidencia en el análisis de vulnerabilidad que se presenta en el documento.

Este documento presenta el resultado del proceso de la Evaluación de Necesidades de Tecnología y el Plan de Acción de Tecnología para la mitigación al cambio climático en el sector energético de la República Dominicana, donde los representantes de las organizaciones involucradas, con su apoyo y contribuciones, introdujeron mejoras al proceso de revisión de las tecnologías priorizadas, la identificación de las limitaciones específicas, así como las medidas estratégicas para lograr la implementación de los perfiles de proyecto que presentados en el informe.

El informe permite identificar los resultados de cada etapa, desde la selección de tecnologías hasta la elaboración del plan, donde para el subsector eléctrico se priorizó, por un lado, a la eficiencia energética, principalmente al cambio de los sistemas de iluminación en instalaciones públicas, previamente auditadas por la Comisión Nacional de Energía (CNE), como medida de corto plazo para enfrentar el reto global ineludible de ahorrar energía y mitigar el cambio climático. La segunda opción tecnológica, tal como hace referencia el informe, fue la biomasa, pero relacionado con un inventario nacional a fin de cuantificar la producción, ubicación y disponibilidad después de los usos habituales, con vistas a la generación de energía eléctrica y otros fines, de manera tal que se aborde uno de los temas de política energética nacional, incluido en los planes y estrategias sectoriales, levantando información apropiada y un insumo para el análisis de costo-beneficio de los proyectos que puedan desarrollarse a partir del conocimiento del potencial biomásicos existente en el país. En el caso del subsector transporte, los resultados indican que se escogieron dos tecnologías: 1) programa de capacitación vial (conducción eficiente) y 2) vehículos más eficiente (cambio de combustible en autobuses de transporte público de pasajeros). En el primer caso se consideró que la tecnología es una alternativa para reducir la huella de CO2, reduce el consumo de combustible y mejora la seguridad en la conducción y en el segundo, constituye un paso de avance en la adopción de medidas que aporte al desarrollo económico y a la vez sean compatibles con el cambio climático, tal como lo plantea el DECCC (CNCCMDL 2011).
 

 

Todos los Derechos Reservados Fundación Plenitud